0

En una localidad de los alrededores de Madrid dos mujeres decidieron echar una mano a los gatos que sin hogar merodeaban buscando algo para sobrevivir. Tenían claro que había que aplicar el método CES (captura-esteriliza y suelta) para llevar un buen control del crecimiento y de la salud de los animales. Todo estaba en regla y funcionando bien, pero desde otro punto de Madrid, les avisaron que una colonia establecida no podía continuar por traslados obligados de residencia de las personas involucradas.

La situación exigía el esfuerzo extraordinario de estas dos personas, que no daban abasto: Hacerles refugios, llevarles comida y agua todos los días ya era y sigue siendo mucho y faltaba ayuda para los gastos de alimentación, y esterilizaciones ¿Y ahora qué hacer? Afortunadamente la solidaridad no sólo funciona entre personas, sino también entre organizaciones: Entre otras Fundación Acuai se ha comprometido con ellas dando ayuda para la alimentación,de los 18 gatos que actualmente viven.

El reconocimiento de esta colonia con el carnet de Madrid Salud de gestión de colonias felinas, la inmensa dedicación de estas dos mujeres y la ayuda de las asociaciones que han acudido, va a permitir la estabilización de la colonia y la posible adopción de algunos de estos gatitos.