0

Llevo días con una fístula abierta y sufriendo mucho dolor. Ahora unas señoras me han acogido y parece que quieren ayudarme y curarme. Dicen que tengo una hernia. Yo no se qué es eso pero me duele mucho y me encuentro muy mal. Necesitan casi 400 euros para operarme y están intentando recaudarlos cuanto antes. Si me queréis ayudar os recompensaré con una sonrisa enorme cuando me recupere.

Este es el mensaje que llegó a la Fundación Acuai remitido por las personas que acogieron a Tiger y no es la primera vez que emplean sus esfuerzos de todo tipo en ayudar a animales abandonados.

Era un caso urgente, las fotos hablaban más de la situación que las palabras.

Conocedores del buen hacer de estas personas y de la veterinaria que iba a intervenir no tuvimos duda en prestar la ayuda.