Quizás muchas personas no sepan que hay santuarios de animales. ¿En qué consiste eso? Los santuarios son lugares de estancia prolongada para animales abandonados que no han tenido la buena suerte de ser adoptados.

Lo que se pretende al crearlos es que tengan las mejores condiciones de vida posibles, independientemente de que puedan ser adoptados por personas compasivas, precisamente por su mala suerte llaman al corazón, pues como todo perro lo que desean es tener un hogar.

En los santuarios suele haber más permanencia de los animales precisamente por sus características, por ello se procura que se encuentren bien adaptados y muchas veces conviven animales de diversas razas y tamaños, lo que hace de los santuarios lugares con un ambiente amable muy especial.

Pero no son lugares de jubilación y retiro de animales, son organizaciones llenas de vida que merece la pena conocer, y ¿Quién sabe? Si llevarse a uno de ellos a casa.

Fundación Acuai ha empezado a ayudar a la formación de un nuevo santuario con animales de la protectora Nueva Vida, consciente de las necesidades de estos animales. La primera aportación ha sido contribuir a la financiación de unas placas solares, y en el futuro ayudara con los gastos sanitarios de los perros que haya en el santuario.