was successfully added to your cart.

LARRY un pequeño perro abandonado que tuvo la mala suerte de nacer con una malformación congénita, una luxación de rótula que impedía el crecimiento de su pata trasera derecha, es fácil imaginar como iba a ser su vida en la calle.

Afortunadamente la Asociación Nueva Vida intervino encontrando unas excelentes personas de acogida y logrando fondos para su urgente operación, pero esta era tan complicada que además de lo recaudado por dicha asociación, tuvo que ser financiada en parte por Fundación Acuai.

Y hay dos buenas noticias, Larry está bien está adoptado.